Definición

¿Qué es una BPI?

 

Las buenas prácticas interculturales en gestión pública son aquellos programas, proyectos, procesos y servicios públicos que han sido diseñados y/o se implementan tomando en cuenta las particularidades culturales de quienes serán partícipes de los mismos. Así, una buena práctica intercultural pone en relevancia el respeto y la valoración positiva de las identidades culturales como un eje indispensable para el ejercicio de la ciudadanía, la convivencia pacífica y generadora de dinámicas de desarrollo sostenible

Una buena práctica intercultural en la gestión pública es:

  • Aquella que reconoce como positiva y gestiona de manera eficaz la diversidad cultural del país, entendiéndola como fundamento para el desarrollo sostenible de la ciudadanía y su entorno.
  • Promueve el diálogo entre los diferentes grupos culturales que existen en la ciudadanía, y entre ésta y el Estado, en un marco de convivencia pacífica y respetuosa.
  • Es participativa, ha creado mecanismos de diálogo y retroalimentación con la ciudadanía.
  • Favorece la inclusión de grupos históricamente excluidos como son los pueblos indígenas y la población afroperuana.
  • Su acción está basada en el respeto y valoración positiva de las diferencias étnicas y/o culturales, haciendo extensiva estas actitudes hacia otras formas de la diversidad humana.
  • Puede replicarse y adaptarse a otros contextos e instituciones.
COMPÁRTELO: