Inicio / Comunicacion e Imagen / Noticias del Sector

Líderes de 27 organizaciones de AIDESEP firman acuerdos con el Estado en el proceso de consulta de proyecto Hidrovía Amazónica

Miércoles, 23 Septiembre 2015
Autoridades presentes resaltaron la importancia del diálogo para fortalecer la confianza entre el Estado y los pueblos indígenas y llegar a consensos.
Con la firma del acta del proceso de consulta finalizó la etapa de diálogo, sexta del proceso de consulta previa del proyecto Hidrovía Amazónica, desarrollado en las regiones de Loreto y Ucayali desde el 19 de mayo de 2015. El acta fue firmada al finalizar una reunión de cinco días de trabajo en la ciudad de Iquitos llevada a cabo entre más de 60 representantes acreditados de 14 pueblos indígenas y 22 funcionarias y funcionarios del Estado.
 
La reunión comenzó en la mañana del viernes 18 de setiembre, con la definición de la metodología de trabajo para discutir los puntos centrales de la agenda: las propuestas sobre los Términos de Referencia (TdR) del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto-medida puesta en consulta-, el contrato de concesión así como otros planteamientos diferentes a la medida.
 
Participaron como representantes del Estado, el jefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), Edgard Quispe; la directora de Consulta Previa del Ministerio de Cultura, Angela Acevedo; entre otros funcionarios; así como los líderes de las organizaciones indígenas regionales ORAU, ORPIO y CORPI-SL: Gustavo Gordon, Jorge Pérez y Marcial Mudarra, respectivamente.
 
Además participaron en el proceso líderes y lideresas de las organizaciones representativas ACODECOSPAT, ADECOP, AIDECOS, AKUBANA, ASINCONSEP, CURCHA, FECONA, FECONAPRE, FECONARINA, FECONATIYA, FECOTYBA, FEPYROA, FECIDPAM, FECONBU, FECONACURPI, FECONAU, CHAPISHIWAG, FECIDIB, FEDECOCA, FENAM, FENARA, ONAPAA, ORPISEM, FEQUEBAP, todas ellas bases de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), así como las organizaciones independientes FEKURU, AIDECHURCHA, ACONAKKU y AIDEMA, asesores del Instituto de Defensa Legal (IDL), el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAP), DAR, Instituto Idlads, y funcionarios de la Defensoría del Pueblo.
 
En jornadas de hasta 12 horas, facilitadas por especialistas del Ministerio de Cultura, en las que se llegó a consenso sobre más de 70 puntos, los pueblos indígenas y los representantes del Ministerio de Transportes y Comunicaciones dialogaron sobre las posibles afectaciones de la medida y las propuestas presentadas por los pueblos indígenas al Estado sobre un proyecto de suma importancia para las regiones de Loreto y Ucayali, ya que más del 90% de pasajeros y carga se movilizan por vía fluvial en esta zona.
 
Como se recuerda, el proyecto Hidrovía Amazónica establece una inversión de 64 millones de dólares para identificar una ruta de tránsito en los ríos Huallaga, Marañón, Amazonas y Ucayali, limpiar esta ruta de arena y troncos, además de de garantizar que tenga la profundidad y ancho adecuados. Con esto se busca que los ciudadanos de la selva peruana puedan movilizarse de forma eficiente, segura y confiable durante todo el año, mejorando las condiciones de navegación de los principales ríos de la selva peruana para reducir los accidentes y tiempos de traslados en época de vaciante.
 
Acuerdos alcanzados
 
Atendiendo las preocupaciones de los pueblos indígenas sobre el proyecto se precisó en el contrato que “no se entrega en concesión ni el río, ni el agua dulce de la cuenca, ni los recursos hidrobiológicos, ni la arena del dragado ni otros recursos existentes”. Asimismo, a pesar de que los acuerdos de la consulta previa son de obligatorio cumplimiento para el Estado, el MTC se comprometió a proponer en el contrato una clausula que  indique que el concesionario respetará los acuerdos entre el Estado y los pueblos indígenas como resultado del proceso de consulta previa.
 
Otra de las preocupaciones expresadas por los hombres y mujeres indígenas en la reunión fue el riesgo de accidentes producidos, entre otros factores, por el exceso de velocidad de las embarcaciones. Ante este pedido, el Estado asumió el compromiso de desarrollar la regulación necesaria para los ríos amazónicos. Al respecto, Edgar Quispe, representante del MTC declaró que su sector está comprometido en controlar velocidades, pedir seguro a los conductores, exigir que sean profesionales, “una serie de requisitos que pedimos en las carreteras y en el servicio aéreo y que regularemos en el ámbito fluvial”.
 
Para la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental se acordó incluir a 3 sabios indígenas, acreditados por las organizaciones representativas, en el equipo técnico encargado de su elaboración. También, el Estado se comprometió a implementar mecanismos de participación con enfoque intercultural fin de recoger la opinión de todos los actores involucrados en el ámbito de intervención del proyecto.
 
Respecto a la agenda de desarrollo e inclusión social planteada por los pueblos indígenas en el diálogo con el Estado, la entidad promotora se comprometió a la conformación de un Grupo de Trabajo Multisectorial que abordará la problemática de los pueblos indígenas que ha sido presentada en el proceso. Al respecto, el representante del MTC señaló que el diálogo con ellos había permitido hacer sentir sus necesidades y ante ellas, proponer un plan de acción. “Queremos que los temas que nosotros hemos conversado en este proceso sean parte del proyecto”, expreso. Asimismo, manifestó que esperaba que el proceso de diálogo fortaleciera la confianza y credibilidad entre el Estado y los pueblos indígenas así como en los mecanismos de diálogo existentes.
 
Por su parte, Marcial Mudarra, presidente de CORPI-SL, calificó el proceso de histórico y valoró también el diálogo entre los pueblos indígenas y el Estado. Señaló, asimismo,  que es una mejor herramienta que estar en pie de lucha. Por su parte, Angela Acevedo, directora de Consulta Previa del Ministerio de Cultura, reconoció la actitud de permanente escucha y búsqueda de consensos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones e indicó que el proceso de consulta marca el inicio de un diálogo a largo plazo. “Estamos para quedarnos, para trabajar con ustedes. Queremos un nuevo Estado, un Estado que trabaje con su gente. Esa es la nueva relación que se debe establecer desde todos los sectores con los pueblos indígenas”, subrayó.