Inicio / Comunicacion e Imagen / Noticias del Sector

Inicio / Comunicacion / Noticia / Ministerio de Cultura entregó más de 90 toneladas entre alimentos y agua para población afectada por los huaicos en Lima

Ministerio de Cultura entregó más de 90 toneladas entre alimentos y agua para población afectada por los huaicos en Lima

Miércoles, 22 Marzo 2017
• “Estamos donde la gente más nos necesita” expresó Salvador del Solar al precisar que la ayuda es distribuida en Cajamarquilla, Carapongo y Huachipa

Un total de 90 toneladas de víveres fueron entregados hasta el momento por representantes del Ministerio de Cultura a alrededor de 1,130 familias damnificadas por los huaicos en las zonas de Cajamarquilla, Carapongo y Huachipa en Lima. Además, se entregaron 59,500 unidades de medicina y aseo, así como 1,170 carpas, mochilas y linternas. 

El ministro de Cultura Salvador del Solar, quien lidera y acompaña al equipo que distribuye la ayuda,  aseguró que los productos de primera necesidad continuarán distribuyéndose en las zonas afectadas por los deslizamientos, “porque nosotros estamos donde la gente más nos necesita”.

 En el proceso han participado además 1150 voluntarios, quienes reciben, empacan y contribuyen a cargar y descargar las donaciones que llegan diariamente al punto de acopio del Gran Teatro Nacional, ubicado entre las avenidas Javier Prado y Aviación. Estas donaciones se transportan a través de camiones que parten todos los días a las zonas a fin de que el apoyo llegue de manera oportuna. 

A la par del apoyo humanitario, el Ministerio lidera los trabajos de coordinación para evitar nuevos desbordes del río Huaycoloro en la zona de Cajamarquilla. En ese lugar, mediante coordinaciones con empresas privadas y municipalidades se ha podido desplegar 10 máquinas entre tractores, excavadoras y volquetes para limpiar el cauce de los ríos y evitar así nuevos desbordes. 

Asimismo, la tecnología viene colaborando en el proceso: dos drones de la empresa Spacedat vienen siendo utilizados para mapear zonas vulnerables cercanas a los ríos, así como el patrimonio arqueológico material. Es el caso de la huaca Cajamarquilla en Lima o la huaca El Oro y Las Ventanas en Lambayeque. 

“Como gobierno estamos haciendo un esfuerzo enorme. No somos un país perfecto, tenemos muchos desafíos por delante y lo haremos juntos, porque como dice el lema, debemos ser una sola fuerza. ¿Lo hicimos bien ayer? No del todo ¿Lo podemos hacer mejor ahora? Sí. De eso se trata, de hacerlo juntos”, afirmó el ministro durante su encuentro con los vecinos y vecinas de Cajamarquilla.  

En la sede del Gran Teatro Nacional, donde se recepciona la ayuda humanitaria desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, continúan las tareas de selección y organización de los donativos, siendo los productos que más se necesitan: agua, leche, azúcar, menestras, alimentos enlatados, pañales, toallas higiénicas, útiles de aseo, carpas, sogas, linternas y pilas.