Conceptos y definiciones

Patrimonio Cultural (Según Artículo 1 de la Convención de UNESCO 1972)

  • Los monumentos: obras arquitectónicas, de escultura o pintura monumentales, elementos o estructuras de carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos, que tengan un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia.
  • Los conjuntos: grupos de construcciones, aisladas o reunidas, cuya arquitectura, unidad e integración con el paisaje les dé un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista de la historia, el arte o la ciencia.
  • Los lugares: obras del hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza, así como las zonas, incluidos los lugares arqueológicos que tengan un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico.

Patrimonio Natural (Según el Artículo 2 de la Convención de UNESCO 1972)

  • Los monumentos naturales constituidos por formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista estético o científico.
  • Las formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que constituyan el hábitat de especies, animal y vegetal, amenazadas, que tengan un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista estético o científico.
  • Los lugares naturales o zonas naturales estrictamente delimitadas que tengan un Valor Universal Excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la belleza natural.

Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural-UNESCO

¿Qué es la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural-UNESCO?

La Convención es un tratado internacional y la norma más importante para la protección y conservación de los bienes culturales y naturales que revisten de carácter único e irremplazable y, presentan un interés e importancia universal excepcional que exige se conserven para la humanidad entera y se trasmitan a las presentes y futuras generaciones.

La Convención fue aprobada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, en su 17a, reunión celebrada en París del 17 de octubre al 21 de noviembre de 1972. El Perú se adhirió y ratificó la Convenciónmediante Resolución Legislativa Nº 23349 del 21 de diciembre de 1981, constituyéndose, por tanto, en norma nacional.

Su característica más significativa es la de asociar en un solo documento el concepto de conservación de la naturaleza y el de preservación de los bienes culturales, reconociendo la interacción entre el hombre y la naturaleza y la necesidad de preservar el equilibrio entre ambos.

Al suscribir la Convención, cada país se compromete a conservar no sólo los bienes del Patrimonio Mundial situados en su territorio, sino también a proteger la totalidad de su Patrimonio Nacional (Declaración de Budapest, 2002). La Convención ha sido ratificada por 187 países, contándose al presente año con 1000 sitios culturales y naturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.

Compromisos de los Estados Parte de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural

  • Identificar, proponer inscripciones, proteger, conservar, revalorizar y trasmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural situado en su territorio, y prestar ayuda en estas tareas a otros Estados Parte que lo soliciten;
  • Adoptar políticas generales encaminadas a atribuir al patrimonio una función en la vida colectiva.
  • Integrar la protección del patrimonio en los programas de planificación general;
  • Llevar a cabo estudios científicos y técnicos para determinar medidas adecuadas que contrarresten los peligros que amenacen al patrimonio;
  • Adoptar medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras adecuadas para proteger el patrimonio;
  • No adoptar deliberadamente medidas que puedan causar daño, directa o indirectamente a su patrimonio o al de otro Estado Parte.
  • Utilizar programas de educación y de información para estimular en sus pueblos el respeto y aprecio del patrimonio cultural y natural, e informar ampliamente al público de las amenazas que pesan sobre ese patrimonio.
  • Informar al Comité del Patrimonio Mundial sobre la aplicación de la convención y sobre el estado de conservación de los bienes.