Conservación de patrimonio

¿Qué hacer para evitar perder el título de Patrimonio Mundial?

  • Adoptar una política encaminada a atribuir al Patrimonio Cultural y Natural una función en la vida colectiva y a integrar la protección de ese patrimonio en los programas de planificación general.
  • Instituir en el territorio uno o varios sistemas de protección y conservación del Patrimonio Cultural y Natural, dotados de personal capacitado y con recursos suficientes.
  • Desarrollar estudios e investigaciones científicas y técnicas, perfeccionando métodos de intervención que permitan al país hacer frente a los peligros que amenacen su Patrimonio.
  • Adoptar las medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras necesarias para identificar, proteger, conservar, revalorizar y rehabilitar dicho Patrimonio.
  • Facilitar la creación de centros regionales o nacionales de formación en materia de protección, conservación e investigación del Patrimonio Mundial.

La Lista del Peligro

Un sitio del Patrimonio Mundial es inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro debido a las amenazas naturales o sociales que puedan repercutir perjudicialmente o poner en riesgo de pérdida los valores excepcionales por los cuales ha sido inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial.

La zona arqueológica Chan Chan fue inscrita en 1986 en la Lista del Patrimonio Mundial y a la vez en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, debido a la vulnerabilidad de sus construcciones de tierra frente a la adversidad del ambiente natural y a las ocupaciones ilegales de su territorio arqueológico. El Estado Peruano viene implementando las recomendaciones del Comité del Patrimonio Mundial adoptadas en su 31° sesión para retirar al sitio de la Lista de los lugares que están en peligro.

Fondo del Patrimonio Mundial

La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural-UNESCO (1972) es un acuerdo intergubernamental para aportar los recursos financieros e intelectuales necesarios para proteger los sitios del Patrimonio Mundia.

De tal manera, la Convención crea un fondo fiduciario, denominado Fondo del Patrimonio Mundial, para dar asistencia a los Estados Parte para la identificación, preservación y promoción de los sitios del Patrimonio Mundial. Sus recursos están conformados por contribuciones obligatorias y voluntarias de los Estados Parte de la Convención y otras aportaciones, donaciones e ingresos autorizados.

Los fondos se asignan a las siguientes categorías:

  • Asistencia Preparatoria para la elaboración de inventarios del patrimonio, presentación de candidaturas, cooperación técnica y cursos de capacitación.
  • Cooperación Técnica para proyectos encaminados a salvaguardar a los sitios inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.
  • Asistencia de Emergencia para sitios que se encuentren en eminente peligro de destrucción por fenómenos naturales repentinos.
  • Formación de capacidades locales a nivel técnico para la preservación del patrimonio, entre otros sobre la materia.
  • Asistencia en Educación y Promoción para crear mayor sensibilización acerca del Patrimonio Mundial en escuelas, colegios y universidades.

El rol de las autoridades y la comunidad en un sitio del Patrimonio Mundial

Las autoridades están en la obligación de proteger, conservar, rehabilitar y transmitir a las generaciones futuras, el patrimonio cultural y natural situado en su territorio.
Las autoridades comunales, locales, regionales y nacionales deben procurar actuar con ese objetivo con su propio esfuerzo y hasta el máximo de los recursos de que disponga y, llegado el caso, mediante la asistencia y la cooperación internacionales de que se pueda beneficiar.